Amigos

Professora de Artes Plásticas formada na Universidade Mackenzie ,que sente, ama e cria Artes.

Minha foto

Artista plástica e professora na rede municipal de São Paulo.

segunda-feira, 13 de abril de 2015

Publicação de meu amigo José Palacios Cantos

jueves, 5 de marzo de 2015

EL USO DE ENGOBE EN LA DECORACIÓN

Si se emplean los materiales adecuados, los diseños pintados en la 
arcilla cruda o bizcochada se funden definitivamente con la
 superficie, proporcionando adornos que pueden sobrevivir durante 
milenios. Por ejemplo, la cerámica de la cultura de Samarra, en
 Mesopotamia que fechada entre 6.300 y 6.000 a,c,, presenta motivos
 figurativos y abstractos en tonos rojo y pardos que aún perviven claramente.

Más modernas son la cerámicas ibéricas y celtíberas que decoramos en
 el Curso de Cerámica Histórica que representan piezas de la Edad de Hierro.


Los pigmentos
En las pinturas se utilizan extractos vegetales o minerales, pero muchos
 de ellos sólo sobreviven a la cocción a baja temperatura. La 
cerámica femenina bereber que trabajamos en el Aula Municipal de
 Cerámica de El Casar utiliza una decocción de lentisco, pita 
y enebro. La mayoría de las veces los pigmentos, compuestos
 de colores naturales terrosos, producen una gama de matices
 apagados de negro, marrón, rojo, amarillo y blanco.


El caolín es una fuente común de blanco y los ocres proporcionan
 rojos y amarillos. La paleta se extiende mucho al añadir óxidos
 minerales. El óxido de hierro es el que más se usa y puede producir
 amarillo, rojo e incluso blanco.

También se pueden producir colores vivos y brillantes: el cobalto
 proporciona el azul; el cobre el verde; el cinabrio el rojo bermellón;
 el manganeso púrpura y negro, todos ellos pueden, a su vez, variar
 dependiendo del tipo de atmósfera donde se hace la cocción y las
 proporciones usadas.

El engobe
Los engobes separados se obtienen por decantación: se deja reposar 
la mezcla de arcillas líquida en un recipiente hasta que las
 partículas más pesadas se hunden en el fondo y el engobe más
 fino quede en la superficie y se pueda retirar.

El engobe que usaban los 
antiguos griegos contenía
 ceniza de madera, así como
 orina o vino ácido para 
estabilizar las partículas.

Preparación y aplicación
Los pigmentos minerales deben
molerse con paciencia hasta
 obtener un polvo fino, tarea
 que se realiza con un mortero
 o un molino de mano. El color
 en polvo puede mezclarse
 con un engobe: los colores más claros se obtienen utilizando engobe
 blanco. Los alfareros de Laguna Pueblo (Nuevo México) obtienen
 la pintura negra mezclando hematíes (un óxido de hierro) con 
el jugo de espinacas silvestres o yuca.

Suele aplicarse un baño de engobe antes de pintar los diseños. Muchos alfareros y alfareras trabajan a mano alzada, aunque los contornos esbozados con lápiz o carboncillo se queman y desaparecen en la cocción y pueden ser una gran ayuda.

Muchos pueblos ejecutan decoración perfectamente exactas con pinceles improvisados, como un palo con pelo animal o los indios pueblo que utilizan un tallo de yuca masticado.

Los mejores pinceles, fabricados en China y Japón de pelo animal.
 Permiten obtener una línea fina y controlada aún transportando
 una considerable cantidad de pigmento, con lo que se pueden 
ejecutar diseños estilizados y de trazo enérgico.

Postar um comentário